05 enero 2009

Gustos diferentes

Pues resulta que a los Singapurienses no les gustan las Guindas al Marrasquino...



He llevado unas pocas a la oficina y no han triunfado mucho.

De hecho, han llegado a decir que están "muy fuertes"... (llevan un poco de licor)