08 marzo 2009

26 & Bali

Antes de venir a Singapur ya tenia en mente regalarme un viajecito a Bali (Indonesia) para mi siguiente cumpleaños... y así ha sido.



Bali es uno de los mayores destinos turísticos del mundo. De hecho recibe el 80% de todo el turismo en Indonesia, un país de 17.508 islas y 240 millones de habitantes (!!!).

Su atractivo es la combinación de playas de arena blanca, volcanes, vegetación, templos, oferta de surf, fusión de cocinas asiatica y occidental...

El viaje ha sido básicamente un plan de relax. En vez de hotel, elegimos una villa para los 5 días, ya que es más privada y tiene las mismas comodidades que un hotel.



Ésta es la piscina de la villa (aquí más fotos)

Justo al lado de la villa, estaba uno de los bares/restaurantes que más me han gustado, KuDeTá. Una especie de Café del Mar o Kumharas pero más lujoso.

Viendo las fotos sobran las palabras...





Tumbarse en una hamaca-cama, música chill out de fondo y menú de degustación mirando al mar... ¿qué más se puede pedir?

(Por cierto que el plato de la foto es gazpacho con revuelto de gambas y verduras)


Aquí van unas cuantas fotos más del viaje:

Éstas son las vistas que hay de los arrozales en la zona de Ubud




También fuimos al cráter de uno de los cuatro volcanes de la isla, pero justo antes de llegar nos pillo una tormenta tremenda y éstas son todas las vistas que tuvimos del volcán...



Una pena porque costó dos horas llegar (el volcán tiene 2.400 metros de altitud)





El tráfico es sorprendentemente muy caótico y agobiante, todas las calles están repletas de motos y nadie respeta señales, distancias, carriles, limites de velocidad...





Playa de Kuta, en el sur de la isla. Está llena de surferos y es la zona más turística (en el sentido de Salou/Cambrils/etc).




Paisajes de cultivos





Un murciélago que ví en la calle (supongo que estaría ahí para cobrarte por hacerte una foto con él)

Más animales. Ésta vez cerca del famoso templo de Tanah Lot (que se ve al fondo)




Y éste es el famoso Tanah Lot, al que llegamos casi anocheciendo, a tiempo para ver la puesta de sol.



Los acantilados de esa zona son preciosos.



Me faltan muchas fotos de otros lugares que hemos visitado dentro de Bali, en que consiga las fotos del resto de cámaras que llevamos las pongo por aquí...