03 junio 2009

En el siglo XXI

Hoy os voy a hablar de un amigo indio que tengo (al que llamaremos "Apu").

Apu nació en la India, hizo estudios universitarios en Inglaterra y comenzó a trabajar en Londres (en mi empresa actual). Unos meses antes que yo, fue trasladado a la oficina de Singapur. Tiene 24 años, está medio saliendo con una chica filipina, y tiene un humor y cultura bastante occidental después de sus años en Europa.

El mes pasado fue de viaje a su ciudad natal para visitar a la familia. Tres semanas después, ha vuelto a Singapur casado con una chica india (a la que llamaremos Manjula).

¿Qué pasa aquí? Pues que todavía existen los matrimonios concertados.

Me explicó que hace unos 5 meses, los padres de Apu y Manjula les hicieron quedar una tarde para conocerse. Hablaron un poco, y se dieron el visto bueno (¡¡tras conocerse una tarde!!).

Con el consentimiento de ambos, y la aprobación de los mayores de sus familias (se tiene en cuenta la situación económica de las familias, la casta a la que pertenecen, la relación pre-existente entre ambas familias), los padres fueron moviendo fichas y preparandolo todo.

Al llegar Apu a casa (¡por vacaciones!) sus padres aumentaron la presión para que se casara con Manjula. A los pocos días tuvieron la fiesta de compromiso. Una semana más tarde, celebraron la boda.

Apu ya ha vuelto a Singapur. Lleva toda la semana organizando el papeleo y la mudanza a su nuevo piso. Manjula llega la semana que viene.


PD. Apu cortó con la chica filipina nada más llegar a Singapur.